Alquilar chacras en Punta del Este

En los entornos rurales de Punta del Este, tanto en la zona de La Barra, Manantiales y José Ignacio como en Punta Ballena y Portezuelo, se instalan hermosas chacras marítimas que aprovechan la tranquilidad del campo y la  cercanía del mar para brindar una de las opciones de alquiler más sofisticadas del balneario.

Los alquileres en chacras marítimas son una recomendable opción para quienes desean unas vacaciones de pleno descanso, lejos del bullicio de la Península pero con rápido acceso a todos sus atractivos. Por su gran capacidad de alojamiento, también resultan la opción ideal para grupos familiares numerosos, pudiendo albergar a más de una familia a la vez.

Hay chacras de muy diversos tamaños (generalmente entre una y diez hectáreas, aunque las hay más grandes), con amplias áreas verdes para disfrutar al aire libre. Las residencias suelen gozar de un elegante estilo rústico, con todas las facilidades para una estadía cómoda tanto en verano como en invierno. Wi Fi, piscina, chimenea y barbacoa son algunos de los ítems que no suelen faltar en las chacras marítimas. Algunos alquileres incluyen el servicio de limpieza y mantenimiento en la tarifa.

Los precios varían dependiendo la calidad de la construcción y la extensión del predio. Enero es el mes más caro, seguido de diciembre y febrero; mientras que durante la temporada baja se pueden concertar tarifas más asequibles. Los precios promedio rondan los 6 mil o 7 mil dólares la quincena (casas de cinco o seis dormitorios, con piscina).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*